Esp - Cat - Eng

Consejos para una mejor conducción en vías Interurbanas

  • La clave está en una conducta cívica. Las actitudes arrogantes están  de más.

  • No mantener la distancia de seguridad es más peligroso que el exceso de velocidad. En especial, cuando se circula detrás de un vehículo vulnerable. Además, acosar de esa manera a un vehículo que no se puede apartar es una estupidez.

  • Cuando hay un Stop o un Ceda el Paso, hau que ceder el plazo. Tanto si el que se acerca es un camión como una bicicleta.

  • Si esperas mostrar cierto señorío, no te lo dará tu vehículo sino tu forma de conducirlo.

  • Cuando circules a pie, ve por la parte izquierda de la carretera: es importante que veas el tráfico que se acerca de cara.

  • Si otro vehículo te quiere adelantar, facilítale la maniobra. Da igual si es un vehículo más barato o menos potente que el tuyo. Tampoco te corresponde juzgar si va a la velocidad adecuada. Piensa en tu seguridad y no te dejes crispar.

  • Presta especial atención cuando cruces una población. Hay buenos motivos para limitar mucho la velocidad en esos casos. Conduce como si tus hijos estuviesen jugando junto a esa carretera.

  • El objetivo de los carriles de aceleración es que los vehículos que se incorporen a la vía principal puedan hacerlo a la misma velocidad del tráfico existente. Hay que hacer la maniobra de manera gradual para encontrar el huevo adecuado. Frenar bruscamente al final del carril de aceleración – aunque ahí haya pintado un ceda el paso -  es causa frecuente de accidentes. Si conduces por la vía principal, facilita la incorporación. Contribuirás a la fluidez del tráfico generando menos peligro al mismo tiempo.

  • Si sufres una avería y te ves obligado a dejar el vehículo ocupando la vía, haz salir, con cuidado, a los demás ocupantes para que puedan acudir a un lugar seguro. Poneos los chalecos reflectantes. Señaliza adecuadamente la posición de tu forma de proceder. Nunca sabes cuándo te puede ocurrir.

  • Si circulas en moto o en bici, evita el centro del carril. Es la zona en la que deposita más suciedad.

  • Para las motos que circulen en grupo, la forma más segura es ocupar las dos zonas limpias del carril  y situarse al tresbolillo de manera que nadie se encuentre demasiado cerca del que tiene delante.

  • Asegúrate siempre de que el resto de los usuarios te vean sobre todo de noche. Luces, reflectantes y vestir colores claros aumentarán tu seguridad.

  • Los cinturones de seguridad y los cascos son importantes. No son obligatorios por razones arbitrarias.

  • La accidentalidad con animales es un problema creciente. Ten especial precaución cuando veas una señal advirtiendo de su presencia. Chocar contra un jabalí te puede destrozar el coche. Hacerlo contra una vaca te puede costar la vida.

  • Si vas en moto, hasta los pequeños animales pueden ser un problema. Atropellar a un conejo puede mandar la moto al suelo, incluso a una de las más grandes.