Esp - Cat - Eng

Cómo lo Hacemos

En Recta

 

El éxito se debe a que las distancias de frenado sobre COLORVIAL son muy inferiores a las que se obtienen sobre asfalto. Pero principalmente a que se mantiene la estabilidad del vehículo y a las impresionantes reducciones de la velocidad de impacto en el caso de que el accidente no se pueda evitar. Estas diferencias son mucho más evidentes con pavimento mojado, donde COLORVIAL tiene una adherencia superior en un 40% a la del mejor asfalto seco. Y en el caso del hielo, donde ésta es la única tecnología que impide la formación de una lámina continua de hielo negro, manteniendo la textura del pavimento y por tanto la adherencia disponible.

El siguiente gráfico muestra una comparativa de un turismo moderno equipado con ABS, frenando desde 90 km/h.

 

Sobre COLORVIAL seco, éste puede detenerse completamente en 26 m. Se precisarían como mínimo 10 m más para lograrlo sobre un asfalto seco en muy buen estado. Sin embargo, las diferencias más notables se observan en las velocidades de impacto, donde puede verse que el vehículo frenando sobre aglomerado asfáltico aún circularía a 50 km/h al cabo de esos 26 m. Es una velocidad suficiente para destrozar completamente un coche por impacto lateral o producirse un atropello mortal.

 

La misma comparativa realizada sobre pavimento mojado o en condiciones de lluvia requiere distancias de 32 m sobre COLORVIAL y de 55 m sobre asfalto. A los 32 m, el vehículo frenando sobre asfalto todavía mantendría una velocidad de 60 km/h.

En resumen, el hecho evidente es que COLORVIAL permite evitar las colisiones y los atropellos en la mayor parte de los casos. Pero cuando no es así, sí consigue que las velocidades de impacto y por tanto la severidad de los accidentes, sean muy inferiores.

En Curva

Hay 3 variables principales que determinan la velocidad admisible a la que puede tomarse una curva: el radio(r), el ángulo de peralte (θ) normalmente expresado en %, y el coeficiente de rozamiento del pavimento (µs), que en la normativa española se determina por el método dinámico de auscultación del CRT (Coeficiente de Rozamiento Transversal). Existen otros factores, como las reacciones de pánico del conductor dentro de la curva y otros errores de conducción.

Cuando una curva de una carretera se convierte en peligrosa o en punto negro, casi siempre es porque presenta algún tipo de discontinuidad o el conductor no percibe el peligro. Por muy bien señalizada que esta esté, las distracciones son frecuentes, como lo es el “piloto automático” o conducir tomando todas las curvas de la carretera de la misma forma y a la misma velocidad. Un peralte insuficiente, un pavimento excesivamente desgastado o un radio inferior al de las curvas anteriores, son con frecuencia la causa de los accidentes.

COLORVIAL actúa sobre los puntos negros en curva dando mayor estabilidad a la trayectoria, sobre todo cuando se frena dentro de la curva, eliminando el riesgo de la formación de hielo negro y cambiando las características geométricas equivalentes de la curva.

Aplicar COLORVIAL sobre una curva con un asfalto en buenas condiciones equivale a que se aumentara su radio un 50%. O a que por ejemplo un peralte del 7% pasara a ser de más del 40 %, como en los velódromos. Estos símiles explican el por qué de la efectividad de COLORVIAL para eliminar la siniestralidad en las curvas.

Color Vial S.L ©    Todos los derechos reservados